martes, 20 de diciembre de 2011

Ya no eres popular


La popularidad entre los más jóvenes es algo que se gana por “méritos” propios. Para acceder a tal éxito puedes llegar por diferentes travesías: ser un destacada deportista (menor porcentaje), tener capacidad de liderazgo o ser un gamberrete. Este último método es el que vamos a analizar y la evolución positiva que ha tenido por lo menos en nuestra localidad. Hablaré de adolescentes y pre-adolescentes.

Decir que no es mentir. Antes el popular de la clase era el graciosillo, el que interrumpía al profesor, el que se metía con el prójimo, aquel que decía: “a qué no tienes cojones de…” y los tenía,… en definitiva, el ejemplo a seguir para poder alcanzar esa popularidad tan deseada en la juventud era un fraude. No voy a decir quién debería ser el ejemplo a seguir, no soy nadie para hablar de ejemplos, lo que si tengo claro es quienes no fueron buenos espejos en los que fijarse.

Al ser aun joven (aunque mi melena por el cuello diga lo contrario -entiéndase la ironía-) y tratar diariamente con adolescentes por mi trabajo, puedo hablar con cierta propiedad sobre este tema. En los últimos años está habiendo un cambio verdaderamente agraciado. El popular no buen estudiante, gamberro, falto de principios básicos como la solidaridad o el respeto,… ya es historia. Ahora observamos que los chavales le dan importancia al menos a los estudios, el tema del acoso escolar (se podría hablar largo y tendido, pero como es un tema muy delicado no lo haremos) por desgracia para todos no está solucionado todavía.

El clásico “paso de estudiar, me voy por ahí” ya no es tan típico. El “he sacado un 2, que más dará” ha pasado a “que vergüenza, un 2”. El muy repetido “empollón” se ha transformado en un “eres muy inteligente”. Si se hiciera un estudio en profundidad podríamos sacar numerosas conclusiones. Destacaría la situación del país como un marco “ideal” (dentro de lo malo, malísimo) para que los jóvenes se den cuenta de la importancia de invertir bien su tiempo en los estudios.

Me encanta poder afirmar a día de hoy que esos adolescentes que pierden el tiempo de su juventud ya no son los populares. Ahora el admirado es otro. Ya no ha tentación a la que resistirse.

Recordar que podéis poneros en contacto con La Ciconia de Brenes para denunciar vuestro problema, contar vuestra historia o publicar un artículo de opinión. Ustedes sois los que mandáis. Si queréis estar informado de todo lo que ocurra en el pueblo podéis seguirnos a través de twitter `@ciconiadebrenes´ (para twittear la noticia tenéis el botón arriba), facebook (también tenemos el botón de "me gusta") y tuenti.

En La Ciconia de Brenes| Resistimos la tentación

2 comentarios:

B612 dijo...

Creo que todo esto que cuentas depende de los círculos en los que te muevas. Aunque como dices, puede que pase menos que antes, por desgracia sigue habiendo grupos en los centros educativos en los que el más gamberro, el más gracioso, el que fuma con 12 años o el que se emborracha cada fin de semana es el líder que marca la referencia de los demás.

Antonio Acuña dijo...

Seguramente. Yo he podido tratar el tema con grupos numerosos de diferentes edades y sexo. De toda clase de círculos. Ellos creen que está ocurriendo ese cambio.

Lo único negativo...es que cada vez se ve más al "típico gamberro" pero que saca buenas notas y se preocupa por los estudios.

Publicar un comentario

Si vas a comentar sin ninguna cuenta (puedes ser nuestro seguidor con cualquier cuenta google, twitter, yahoo, AIM,...) , procura poner un nombre para que no aparezca "anónimo". Recuerda que debes ser respetuoso con tus comentarios, cualquiera que no sea considerado así será borrado. Gracias.